Imperial Assault: Campaña

Capitulo 4: Impounded

Puerto Espacial de Vandelhelm City,Vandelhelm .Region de Expansion.

Control_Room_TCG_by_Stacey.D.Clark-“Señor, tenemos una nave solicitando permiso para abandonar el puerto.”

-“¿Han transmitido un codigo valido?”

-“Si señor, es antiguo pero valido. Iba a concederles permisos para despegar.”

-“Espere…algo me huele mal, y no es el sandwich de menudillos que guarda en ese cajon. Retengalos, me ocupare personalmente de ellos.  Capitán, ¡¡llame a la patrulla del puerto y acompáñeme.!! ”

Minutos mas tarde, cuatro individuos de aspecto patibulario abandonan el puerto escoltados por la patrulla. Un quinto personaje, el piloto de la nave, es llevado a las celdas especiales para interrogarle.

>>>Tres horas mas tarde…

-“El piloto se niega a colaborar. Es evidente que es un rebelde pero no hemos podido sacarle nada en claro.”

-“Maldicion… echadle a los Nexu, asi por lo menos valdra para algo.”

>>>Minutos despues…

Rafagas de fuego laser barren los pasillo de la instalacion imperial. Los rebeldes estan tratando de escapar a la fuerza.

-“Señor, los detenidos han logrado liberarse y tomar sus armas. Estan tratando de acceder a la zona de los Nexu.”

-“Hay que impedirlo a toda costa. Envien tropas al pasillo y al hangar. Que suelten a los Nexu. Ustedes dos, acompañenme.”

Con paso firme, el oficial imperial camina hacia la puerta de la sala. Momentos despues, dos Guardias Reales le siguen silenciosamente.”

En el pasillo principal todo es un caos, dos rebeldes estan enzarzados en una lucha cuerpo a cuerpo con dos Nexu enormes. Otro de ellos trata de abrise paso hacia la sala donde se encuentra el prisionero.
Y otro, un bothan, se encuentra justo al lado de la puerta, manipulando los controles para acceder a la sala principal.

-“Bueno, bueno, pequeño bothan… encantado de verte… ¡¡¡MATADLOS A TODOS!!!”

La lucha es encarnizada, uno de los nexu ha muerto pero el segundo esta dando muchos problemas a los rebeldes. El bothan ha conseguido escabullirse y desactivar el cepo magnetico que amarra la nave al puerto, y la jedi Twi’lek acaba de rescatar al piloto.

-“¡¡¡Maldicion!!!… ¿Donde estan esos refuerzos?”

-“Entrando en el area señor… hemos cortado el acceso a la zona del puerto desde las celdas y tenemos un equipo desmontando la nave. Lo rebeldes no tienen forma de llegar a ella.”

-“Excelente sargento, excelente. Mantengan la posición y esten atentos a cualquier artimaña.”

>>>Minutos después…

-“Señor, los rebeldes estan tratando de romper el contacto. Se encaminan hacia el desierto. Tengo varios heridos y no estoy en posicion de mantener una persecucion.”

-“Entendido, sargento. Dejelos marchar, tenemos lo que queriamos. El desierto se encargara de ellos… ¡¡¡HUAHAUAHAUHAHAHAHAAAAA!!!.

Capitulo 3: Una nueva Amenaza

<<<Base supersecreta Imperial abandonada; Malastare, en el Borde Medio.

La estructura de hormigon y acero de la instalacion imperial se ocultaba, como casi todas, en lo mas profundo de la espesura. Varios droides sonda patrullan, el perimetro, y al sur de la instalacion un Nexu acaba de hacer su guarida cerca de una de las edificaciones secundarias.

upload_-1

Sonda 1: 010011 0101010101 01010101111010 01010101 (Ya le hemos dado un millon de vueltas a este sitio… ¿Cuando nos van a reubicar?)

Sonda 2: 110101 010101 01010101 01010101 10010 (No esperes sentado… ¡¡Malditos burocratas!!)

Sonda Elite: 010101010101 0101 010101011 01010101 (¡SILENCIO!… Atentos y no satureis la linea… Hay problemas al norte de aquí.)

Rapidamente, forzadas por la programacion y los protocolos, las sondas entran en modo “Cazador-Asesino”, barriendo con sus sensores la zona circundante.

Sonda 1: 010101 010101 01010 101010 (Intrusos en el cuadrante E3)

Sonda Elite: 010001 0101010 0101010 (COnverged sobre ellos. Destrucion total.)

Sonda 2: 010101 01010101 10010101 101001 (Afirmativo. Activada solicitud de refuerzos)

Cuatro intrusos humanoides han sido detectados… se mueven rapido, pero las sondas les ganan terreno, favorecidas por la posibilidad de sobrevolar los obstaculos.

Uno de los incursores, mas grande que el resto, se separa del grupo y se dirige hacia el almacen sur. Oculto en las sombras el nexu se prepara para atacar mientras se relame los colmillos.

En breves instantes el patio de la instalacion es un caos de disparos laser, gritos y sonidos de metal torturado. Las sondas tratan de ganar tiempo mientras obstaculizan el avance de los rebeldes. Entre todo el cisco, una de las sondas activa la autodestruccion, bañando con fuego y metralla a los atacantes, que aun asi avanzan hacia sus objetivos.

Mientras tanto,con su provervial sigilo, el wookie avanza haciendo crujir las ramas y pisoteando los charcos hacia la estructura que considera abandonada…th

…solo para encontrarse con que el enorme nexu salta sobre sus lomos clavandole sus garras en la espalda peluda. Las lineas de comunicacion se ven repentinamente invadidas por gruñidos ininteligibles y alaridos de dolor.

Cuando los primeros refuerzos imperiales acuden a la zona, las tres sondas son poco mas que montones de chatarra. Los rebeldes han avanzado hacia sus objetivos, los terminales de datos, y ahora gozan de cierta ventaja tactica sobre los recien llegados.

Al sur, el wookie, muy herido tras el combate con el Nexu ha conseguido llegar a la puerta de acceso. Con sus manazas peludas activa el boton para abrirla, solo para encontrarse con que otro nexu esta esperandole en el interior.

Una alarma resuena en los comunicadores imperiales, de alguna manera los rebeldes han conseguido recuperar los datos de otro terminal. Dos de los tres objetivos estan ya en su poder, solo queda eldispositivo situado en la guarida de los nexu.

AT-STDe repente, un sonido atronador paraliza a los combatientes… unas pisadas que anuncian la llegada del General Weis en su AT-ST modificado.

Weis: “Rendios rebeldes… o mejor, no os rindais, prefiero exterminaros.”

Avanzando hacia el rebelde mas cercano, una morenita con una chaquetilla naranja, Weis descarga todo su armamento contra su escondrijo. La proteccion vuela por los aires y la rebelde se tambalea herida de gravedad.

 

Los rugidos dentro del pequeño habitaculo son ensordecedores. El wookie avanza hacia el terminal, ignorando los ataques de los nexu… ahora esta apenas a un par de metros del obetivo, pero sangra por  innumerables cortes, parece que su fin esta proximo.

Oficial 1: “Maldita sea SD45731… ¡¡Corre,corre como el viento Vomiton!!. Tienes que impedir que ese bicho active el terminal.”

Alertado por el aviso de su oficial, SD45731 se lanza a una loca carrera hacia el edificio. Jamas se ha visto un stromtrooper correr a esa velocidad. Unos segundos mas tarde, el wookie esta a la vista. Apuntando con su blaster, mientras trata de calmar su respiracion, SD45731 sabe que todo depende de el. Aprieta el gatillo con suavidad. Varios rayos de energia vuelan hacia el rebelde acribillando sin piedad la pared que hay justo detras del wookie, que sorprendido por semejante despliegue de ineptitud, esta a punto de olvidar pulsar el boton que activa el terminal. Los malditos rebeldes han recuperado los datos y ahora maniobran para escapar del recinto.

Weis: “SD45731, por favor… venga aqui. Tenemos unas cosillas que discutir usted y yo.”

SD45731: “Upsss…”


Capitulo 2: Una tarea sencilla.

Centro de Investigacion Imperial XSD21. Dantooine, en el Borde Exterior.

TrandoMerc_rpg-secrEn el acantilado donde se encuentra la instalación imperial el aire es fresco, los pájaros marinos sobrevuelan  las rocas cercanas y los dos guardias thrandosanos que vigilan el acceso se aburren soberanamente mientras fantasean con alguien a quien poder matar o mutilar un poco… De repente, un sonido extraño llega a sus reptilianas orejas.

-“Lucumba jetar madle…haks.” (1)… Susurra el primer Thrandosano, señalando con su rifle hacia la oscuridad.

-“Horont jahumba… sham ba ashkrik” (2). Apunta el segundo, con su boca llena de dientes afilados sonriendo malignamente.

Apenas unas decimas de segundo antes de que los rebeldes abandonen sus escondrijos, los dos cazadores han ocupado sus posiciones defensivas… sacando ventaja de su cobertura, descargan una tormenta de fuego laser sobre las cuatro vociferantes figuras que avanzan hacia ellos con aviesas intenciones.

Mientras tanto, en el pasillo de acceso al centro la reducida guarnición observa la situacion en una consola.

-“Moveos chicos… hay que evitar que entren.”

-“Pero sargento, si ahi dentro no hay mas que polvo y restos de fabrica.”

-“Correcto muchacho, pero esos putos restos de fabrica son los putos restos de fabrica del Imperio, y no voy a dejar que nadie los robe mientras yo estoy de guardia…¿ENTENDIDO?… asi que, a por ellos.”

-“SR4563… llama y pide refuerzos… lo que sea que haya desplegado por la zona, que vengan echando leches.”

Segundos despues las aguerridas fuerzas imperiales, comienzan a responder al fuego de los asaltantes… que utilizando sucios trucos han conseguido reducir, no sin pagar un precio sangriento, a los dos thrandosanos.

-“Los tenemos encima”…”Hay un perro pequeño y un maldito Jedi entre ellos”…”Y un wookie… por favor, dejad ganar al wookie…necesito mis brazos.”

ZAP…ZAP…ZAP…

Los rayos laser bañan el pasillo con mortales destellos de color… Poco a poco, los soldados de asalto son reducidos…

-“Maldita sea tíos, estamos acabados… avisa dentro.. que se preparen.”

Repentinamente, la estación abandonada parece llena de vida… sondas de exploración han llegado para apoyar a los defensores, mientras en el interior de la construcción, los restantes soldados de asalto y el oficial al mando levantan una improvisada barricada.

-“Sin piedad con ellos, muchachos… recordad a vuestros colegas en la Estación Espacial.”

ZAP…ZAP…ZAP…

Momentos mas tarde, los rebeldes, con los ojos inyectados en sangre (posiblemente debido al consumo de drogas o algo) caen sobre los chicos que defienden el pasillo interior.
La lucha es breve pero intensa. Segundos después los cuatro imperiales yacen muertos y los rebeldes tienen campo libre para acceder al almacén.

Una vez abierta la ultima puerta, los saqueadores rebeldes localizan rapido lo que vinieron a buscar.Se mueven rapido, acostumbrados como todos los malhechores al robo y el pillaje.

Unos minutos mas tarde, tras eliminar los escasos refuerzos, los saqueadores desaparecen en la espesura del bosque.
(1)”Muévete gusano de la carne… enemigos”
(2)”Si amigo… Voy a desangrarlos”


 

Capitulo 1: Secuelas (Versión Imperial)Imperial_Research_Station_61
-“Atención patrulla Alfa, la sonda esta detectando movimiento cerca de su localización.”

-“Recibido,armas listas muchachos, puede que tengamos algun intru…

<ZZZZZZZZZZaaaaaapppppp> <ZZZZZaaaaaaaaaaaaaaaaaappp>

<…¡¡¡Bandidos acercándose, a cubierto, a cubieeeertoooooooo!!!”

Un súbito huracán de fuego láser sale de la linde del bosque obligando a los imperiales a buscar cobertura. Protegidos por los disparos un enorme Wookie y una Twi’lek que empuña un extraño palo se abalanzan sobre los sorprendidos Soldados de Asalto.

-“Mantened la posición, fuego a discreción… Maldita sea, capitán, nos están desbordando… hay decenas de ellos en el bosque,no podemos contenerlos.”

-“00101010 01010100 0111010101 01010101”

-“La madre que me pario… fuego sobre ellos muchachos.”

Por un momento parece que los esfuerzos de los aguerridos soldados están reteniendo a los asaltantes, hasta que un golpe de suerte permite a los insurgentes abrir la puerta de acceso al complejo.

-“Control, aquí el Capitan Larsen, han forzado la entrada envíen refuerzos y cierren esa maldita puerta…

<ZZZZZZZZZZaaaaaapppppp>…AAAAAAARRGHHHH.

Desde las habitaciones interiores de la estación, el resto de la guarnición acude a reforzar la defensa. Varios soldados de asalto se parapetan en el almacén junto al ultimo oficial, mientras una escuadra E-Web coloca, no sin esfuerzo, su arma en posición de disparo.

Aprovechando la oportunidad, dos de los rebeldes se lanzan al asalto del edificio para encontrarse frente a la boca del arma pesada. Segundos mas tarde la puerta se cierra con un estruendo metálico. ¡¡El grupo de atacantes esta dividido!!

-“Los tenemos chicos, fuego sobre ese monstruo peludo.”

<ZZZZZZZZZZaaaaaapppppp> <ZZZZZaaaaaaaaaaaaaaaaaappp>

En el interior del edificio el intercambio de disparos es intenso, el Wookie y la pequeña rebelde de la zamarra naranja estas recibiendo un severo castigo,pero consiguen avanzar en su tarea de desactivar los terminales.

Fuera, los soldados de asalto reciben refuerzos para enfrentarse a la twi’lek y el pequeño Bothan que la acompaña. Los dos rebeldes tratan inútilmente de forzar de nuevo la entrada mientras los soldados maniobran para atacarlos.

<ZZZZZZZZZZaaaaaapppppp> <ZZZZZaaaaaaaaaaaaaaaaaappp>...

Golpeando con su hacha y a base de fuerza bruta, el peludo rebelde se abre paso hasta el almacena mientras la contrabandista cubre su avance con arteros disparos a traición sobre los heroicos defensores.

-“Maldito saco de pulgas… aguantad la linea, no dejéis que el wookie se acerque al terminal.”

<ZZZZZZZZZZaaaaaapppppp> <ZZZZZaaaaaaaaaaaaaaaaaappp>

Una descarga de láser pesado impacta sobre el wokkie quien con un rugido animal enarbola su hacha y se lanza a la carga sobre el oficial que defiende el ultimo terminal. El golpe destruye el valioso equipamiento y la estación queda en silencio.

<Ruido de estática>… “Aquí Mando de Área, a todas las unidades, retrocedan a la posición 098-1543-E, repito retrocedan a la posición 098-1543-E.”

-“Recibido Mando de Área, estamos rompiendo el contacto con los intrusos.”

Manteniendo la organización con la disciplina habitual, los soldados de asalto abandonan la estación inutilizada en manos de los Rebeldes.

Capitulo 1: Secuelas (Versión Rebelde)

Captura“Ellos celebrando la victoria con los ewoks y a nosotros nos mandan a este apestoso bosque a comprobar una maldita señal…pero claro nosotros no somos los “héroes de la rebelión” gruñía entre dientes Mak, mientras se acercaban al pequeño edificio escondido entre los arboles.

“Chicos guardemos silencio, estamos llegando, entramos salimos y nos vamos al bai…¡joder soldados!¡fuego!¡fuego!”

El edificio presuntamente abandonado se convirtió en cuestión de segundos en un hervidero de soldados imperiales,que escupían fuego láser contra los valerosos héroes rebeldes.

Pese a la lluvia  de disparos que sobrevolaban su cabeza, la valerosa Diala se abalanzó sobre el oficial imperial recordando las palabras de su maestro “Corta la cabeza de la serpiente y el cuerpo quedará a tu merced”.

“Waaaaaaaaaaaaaaah, waaaaaaaaaaaaaaaaah…”

– ¿Donde va el jodido wookie? ¡Fuego, fuego, cubrir al peludo!”

Poco a poco la presion ejercida por los valientes heroes rebeldes hace retroceder a los troopers imperiales hacia el complejo. Ante ellos se interpone una puerta acorazada

– ¡La puerta joder, abrirla de una vez!, ¡vamos con el tiempo justo! – ladra el Bothan, mientras los laseres crepitaban a su alrededor.

Una estruendosa ráfaga de láser recibe a nuestros héroes impactando e hiriendo de gravedad al Wookie, al tiempo que, merced a su excelso entrenamiento, la padawan se lanza sobre los controles manuales de la puerta.

Aprovechando el desconcierto y pese a las heridas el wookie y la contrabandista consiguen acceder al complejo

– Venga chico, apagar los terminales y nos largamos!

De pronto, casi en un suspiro la puerta del complejo se cierra, dejando fuera a la Jedi y el Bothan que tratan de abrir la puerta mientras luchan con los pocos soldados enemigos que aun permanecen fuera.

Dentro del complejo la lucha se recrudece, el olor a pelo quemado es nauseabundo cada vez que los laseres impactan en el guerrero wookie. Pese a ello, consiguen avanzar metro a metro, pulgada a pulgada…en su afán por destruir los terminales pese a la abrumadora inferioridad numerica.

Combinando la fuerza bruta del malherido wookie, que golpea sin descanso con su hacha de guerra, con los precisos disparos de la contrabandistas consiguen abrirse paso entre las tropas imperiales que siguen ejerciendo una brutal presion sobre ellos.

-Vamos Gaarkham, ahora o nunca! – grita Jin, mientras frie a otro soldado con sus blasters. Espoleado por las palabras de su compañera, el wookie carga contra el oficial y el terminal que defiende. El hachazo impacta contra el valioso terminal que estalla en una nube de chispas dejando la estación en completo silencio.

<Ruido de estatica> !Aquí mando de are, a todas las unidades, retrocedan a la posición 098-1543-E, repito retrocedan a la posición 098-1543-E”

Con la disciplina habitual en ellos y ante el asombro de los rebeldes que ya se veían muertos, las fuerzas imperiales comienzan a replegarse, dejando la estación, ahora inútil, en manos de los rebeldes.

– “Bueno, bueno, bueno, creo que nos hemos ganado un pequeño descanso…”

<Continuará…>


 

 

 

Anuncios